Playa

Kilómetros

y kilómetros...

Playa Torn

¡Hay donde elegir!

Desde Deltebre, en el Delta del Ebro, se puede acceder a inmensas y desiertas playas de arena virgen.

La Playa de Eucaliptus es una playa virgen de casi 6 km a la cual se puede llegar el coche por caminos de arena, pasando por lagunas en las que es habitual la práctica del kite-surfing.

La Playa del Migjorn, de 2,7 km dispone de todo tipo de servicios (bar, barbacoa, zona de picnic, wc, etc.) y está pegando a la Isla de Buda, uno de los humedales mejor conservados de España. Aparte de en coche, también se puede llegar en canoa o barco desde Deltebre. También dispone de zona naturista.

Cerca de la desembocadura del Ebro se encuentran las playas de aguas tranquilas y poca profundidad de Riumar, urbanización residencial sin aglomeraciones pero llena de restaurantes, cafeterías, tiendas, etc.

La Playa de La Marquesa es la entrada a la Punta del Fangar, donde se encuentra el faro al que se puede llegar a pie disfrutando de dunas y… ¡espejismos!

De L’Ampolla hacia el norte hay muchas calas interesantes, de arena y guijarros, con duchas y bares o chiringuitos. El mar aquí es mucho más claro y profundo, por lo que es idóneo para practicar snorkel; nuestras favoritas son Cala del Moro y Cala de Santa Lucía, cerca de El Perelló.

Más al norte se encuentra una de las playas importantes naturistas de Cataluña, El Torn, muy cerca de Hospitalet de l’Infant.

Normas

* Hay flexibilidad dependiendo de si hay otros huéspedes entrando o saliendo los mismos días.
** Para estancias superiores a 4 días.

Para la electricidad utilizamos un sistema fotovoltáico, pensado para el consumo medio de 2 personas, por lo que no podemos permitir el uso de aparatos de alta potencia como secadores de pelo (os podemos dejar uno de bajo consumo), planchas, etc. y os pedimos un uso responsable.

El agua de Casa Oriole proviene de la lluvia y la almacenamos en cisterna, por lo que no conviene beberla directamente (os entregamos una garrafa de agua potable a vuestra llegada), pero para hacer café o hervir no hay problema. Y, como en esta zona no llueve demasiado, os pedimos que también hagáis un uso responsable de este recurso tan valioso.