Birdwatching

En los alrededores

y en el Delta del Ebro

Oropéndola y nido

Cerca de la casa...

En la finca es habitual, a finales de mayo, ver oropéndolas anidando a escasos metros de la casa y escuchar su canto llenando el ambiente. Los abejarucos llegan a mediados de abril y se les suele escuchar parlotear alto en el cielo, formando impresionantes escuadrones que, de repente, se posan al unísono en los algarrobos cercanos. Golondrinas, alcaudones, cucos, abubillas, ruiseñores y torcecuellos son también habituales, junto con búhos reales, que a menudo son escuchados al anochecer con su silueta recortada contra los algarrobos.

También abundan autillos y mochuelos, y los extraños sonidos de los chotacabras hacen del anochecer un momento mágico. Y el águila perdicera tiene habitual refugio aquí, vagando por las abruptas montañas de la cordillera prelitoral, y elevándose sobre los picos escarpados, olivos y laderas cubiertas de pinos.

El Parque Natural del Delta del Ebro es considerado como uno de los humedales más importantes del Mediterráneo. Está formado por una serie de canales, lagunas, dunas, playas y zonas de suelo arenoso que atraen a un gran número de aves migratorias e invernantes, con 95 especies de aves. Gaviota de Audouin, gaviota picofina, garcilla cangrejera y canastera son notables especies fáciles de observar.

Listado de aves del Delta del Ebro (pdf – 725kb)
Dónde hacer birding en el Delta del Ebro.

... y en el Delta del Ebro

Normas

* Hay flexibilidad dependiendo de si hay otros huéspedes entrando o saliendo los mismos días.
** Para estancias superiores a 4 días.

Para la electricidad utilizamos un sistema fotovoltáico, pensado para el consumo medio de 2 personas, por lo que no podemos permitir el uso de aparatos de alta potencia como secadores de pelo (os podemos dejar uno de bajo consumo), planchas, etc. y os pedimos un uso responsable.

El agua de Casa Oriole proviene de la lluvia y la almacenamos en cisterna, por lo que no conviene beberla directamente (os entregamos una garrafa de agua potable a vuestra llegada), pero para hacer café o hervir no hay problema. Y, como en esta zona no llueve demasiado, os pedimos que también hagáis un uso responsable de este recurso tan valioso.